miércoles, 14 de diciembre de 2016

Ludoteca móvil del Deutsche Bahn. Por Mamá de Luceros


Cuando vamos de viaje en tren por Alemania con nuestros luceros llevamos, como Mary Poppins, una maletita llena juguetes, puzles, libros de pegatinas, lápices de colores, etc. para entretenerlos. Pero en agosto, en un viaje de vuelta a Múnich, no la utilizamos apenas porque, por casualidad, habíamos hecho la reserva en un tren con ludoteca móvil.
 
Para informar de que existía ese servicio, una de las monitoras —que vestía camiseta y gorra rojas— fue por todo el tren hablando con las familias y preguntando a los niños/as si se animaban a ir a las mesas de la ludoteca. A mis luceros les pareció un plan estupendo y nos pidieron que los lleváramos al vagón donde estaban las monitoras. Allí habían reservado dos mesas: en una de ellas había un montón de juegos de mesa y en otra, material para recortar y pegar. Las monitoras tenían un trato muy profesional y agradable con los niños. Tras diez minutos de adaptación mis luceros se quedaron encantados y nosotros nos fuimos a nuestro vagón. Ellos se lo pasaron en grande y nosotros pudimos descansar y charlar tranquilamente.

Además de esta oferta modélica, en los ICE hay menús para niños y algunos regalitos (una revista, un cuaderno para colorear, trenes de plástico), aunque a veces se agotan si hay mucha demanda. En el tren los niños menores de 15 años no pagan si viajan con sus padres o abuelos y su nombre figura en el billete de estos. Las reservas —imprescindibles en época de vacaciones o en fin de semana en los trenes de largo recorrido— solo cuestan 9 euros para toda la familia.

- Ventajas de viajar con niños en tren: 1 y 2


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada