martes, 2 de febrero de 2016

Kinderkunsthaus, un día de pinturas y manualidades

Hacía tiempo que quería conocer la Kinderkunsthaus y por fin estuve allí con mi hijo pequeño, un domingo de lluvia-nieve en el que pocos planes divertidos al aire libre se podían hacer.
Os puedo decir que nos gustó tanto que repetiremos. Seguro.

La Kinderkunsthaus tiene un programa de cursos de diferente temática artística para niños de a partir de dos años y según la edad: de pintura, de dibujo, de trabajo con madera... ¡hasta de animación por ordenador!; diferentes programas durante las vacaciones escolares y un montón de charlas y actividades en las que los niños interactúan con artistas profesionales.

También tiene un programa abierto para los que quieran ir allí, sin más compromiso, a pintar o dibujar un poco o a hacer manualidades. La entrada cuesta 5€ por persona y vale para todo el día: podéis entrar por la mañana, salir a comer o a dar un paseo, y volver a entrar más tarde.

Estas visitas libres funcionan así: una vez que entras, os dan (a mayores y a niños) delantales para no mancharos con los materiales y os explican qué actividades se pueden hacer (algunas actividades son las mismas siempre, otras cambian diariamente). Hay dos salas, en la sala más grande hay cuatro mesas grandísimas y en cada mesa hay materiales para hacer dos actividades diferentes. El día que nosotros estuvimos, por ejemplo, se podía hacer: pintura con ceras y acuarela, grabado, escribir con tinta china utilizando plumas o cañas, manualidades con cartón reciclado, pintura con rotuladores y plastilina. Además, todo lo que hagáis (excepto las figuras de plastilina) os lo podéis llevar a casa.
No sé muy bien cómo serán las otras actividades que proponen, pero tenían una pared entera de materiales de todo tipo: cuerdas, tapones, ojos para figuras, madera, arcilla, goma eva, cartulinas, pinturas acrílicas, acuarelas, témperas, pintura de dedos... Yo creo que uno puede ir allí cada día y no aburrirse nunca.
La segunda sala tiene un cómodo rincón de lectura y equipos preparados para hacer arte con medios digitales: por un lado, tenían un baúl con disfraces que podían ponerse y filmarse, frente a una pared azul y verse simultáneamente en una pantalla como si estuvieran en diferentes decorados (como hacían en las películas para que viésemos a Superman volando), también tenían montados pequeños estudios de fotografía para que los niños hicieran películas de stopmotion (esto tenemos que probarlo algún día, fijo) y algunas actividades más con ordenadores para hacer diseño gráfico.

Creo que es un sitio fabuloso para apuntar a los niños a cursos de todo tipo, pero también simplemente para pasaros por allí un día cualquiera, imaginando y creando. Maravilloso.


Kinderkunsthaus
Siegesstraße 23
80802 München

www.kinderkunsthaus.de

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada