lunes, 25 de enero de 2016

Ropa resistente para niños

Como en este blog me siento independiente y hablo de lo creo que podría interesar a otras madres y padres, tal y como lo haría si conversáramos en un parque mientras por el rabillo del ojo vigilamos a nuestros hijos tirándose por el tobogán, hoy voy a contaros mi último gran descubrimiento en ropa infantil.

Yo tengo dos hijos, dos niños maravillosos, ágiles, energéticos, disfrutones, a los que les encanta, arrastrarse de rodillas por las piedras (si están llenas de cantos salientes mejor aún), revolcarse en los charcos de barro (especialmente desde que se aficionaron a ver Peppa Pig; gracias Peppa, me debes una. Grande), o trepar árboles como si no hubiera un mañana. Tanta energía queman mis cachorros al aire libre que los pantalones, ya sean de tela, de algodón, vaqueros, de pana... no les duran intactos ni un mes ¡qué digo yo! ¡ni dos semanas!. He gastado tanto tiempo, creatividad y dinero en parches y remiendos, que cada vez que les veo un roto en las rodillas de los pantalones... me llevan los demonios.

Hablando del tema con una amiga alemana, una de éstas Übermutter buenas que se las saben todas, me dijo: "¿Pero es que no conoces la ropa de Engelbert und Strauss?" y yo, con cara de "no me suena de nada" le pedí que me lo contara todo. Al parecer esta marca, que es realmente de ropa de trabajo para toda clase de operarios, tiene una colección para niños de ropa de muchísima calidad y resistencia y encima, tienen un outlet cerca de Múnich. Ya estaba yo sacando el móvil para apuntarme: "¿Cómo dices que se escribe otra vez?"

Y allí que me fui: este año no me volvía a gastar el sueldo en pantalones. Y oye, la tienda llenísima de gente, en plan Decathlon, secciones de hombre y mujer, sección de niños: una zona de juegos para que mientras compras los niños se entretengan, y los precios bastante, bastante buenos.
Una de las cosas que más me gustó es que no separan las secciones de niños y de niñas, sino que toda la ropa de tallas infantiles está junta y vale tanto para niños como para niñas: tienen botas de agua, botas fuertes, zapatillas de deporte, pantalones, camisetas, chaquetas de invierno, chubasqueros, sudaderas, forros polares... A mis hijos les encantaron los pantalones que les compré porque eran "pantalones de trabajador" y porque están llenos de bolsillos de todos los tamaños, y tienen tiras reflectantes y, a mí me encantan porque de momento, están resistiendo estupendamente ¡todavía ni un rasguño!

Así que, tanto me gustó la experiencia y me pareció un tip tan bueno que me dije: "¡Esto lo pongo yo en el blog!"


Engelbert und Strauss
Workwearstore
Gewerbegebiet GADA, Kreuzackerstraße 2
85232 Bergkirchen
www.engelbert-strauss.de

2 comentarios:

  1. Jo, gracias por el consejo porque a Liam tampoco le duran los pantalones ni un asalto!!!

    ResponderEliminar
  2. Me lo imagino... es que nuestros hijos están hechos del mismo material, Lo...
    :-)

    ResponderEliminar