viernes, 1 de agosto de 2014

Playmobil Funpark

El otro día, mi hijo pequeño cumplió dos años, y quisimos celebrarlo yendo a pasar el día a Legoland, que tanto nos había gustado el año pasado. Pero este verano tan inestable en lo meteorológico, está truncando la posibilidad de planificar nada.

Esa mañana nos levantamos y efectivamente estaba lloviendo, ¡grrrrrr! Miramos las previsiones meteorológicas y no parecía que en Günzburg (donde está Legoland) el tiempo estuviera mucho mejor. Sin embargo, más al norte parecía más despejado, así que, cambiamos los planes y nos fuimos a Zirndorf a conocer Playmobil Funpark.
La verdad es que fue todo un acierto, y ya no sabría decir cuál de los dos parques nos gustó más. Porque en este lo pasamos, de verdad, genial.

Playmobil Funpark es como un parque infantil gigante. Mucho más plagado de cosas que hacer en modo "activo" que de tiovivos y montañas rusas en las que subirse. De esto realmente no hay nada. Lo que sí hay son mogollón de toboganes, paredes, arañas, redes, camas elásticas, chorros de agua, barcas... para escalar, trepar, mantenerse en equilibrio, saltar, mojarse, navegar...

También hay algunas zonas donde simplemente hay un montón de figuras, y vehículos de Playmobil desparramados por todas partes con los que se puede jugar.

Está dividido en once zonas temáticas: Las Construcciones, la Casa del Árbol, el Barco Pirata, los Dinosaurios, el Castillo Medieval, el Oeste, la Granja, el Arca de Noé, que es una zona de Juegos de Agua, un pequeño lago, un campo de minigolf y un pabellón completamente cerrado y acristalado con una cafetería, donde poder estar si, efectivamente, se pone a llover o hacer frío.


Nosotros no hemos decidido aún qué es lo que más nos gustó, la elección está muy reñida. Tuvimos casi que arrastrar a los chicos para que dejasen de jugar en las Construcciones (la primera zona) para seguir viendo el parque (por ellos, se habrían quedado allí mismo todo el día). Les encantó el Barco Pirata, no pararon de trepar por la Casa del Árbol, les impresionó y aprendieron mucho en la zona de los Dinosaurios, se montaron en caballos de Playmobil (gigantes) en el Castillo Medieval, encontraron más de treinta pepitas de "oro" en la zona del Oeste, ordeñaron vacas (de Playmobil) en la granja, jugaron muchíiiiiisimo rato en el agua con barcos, ballenas, tiburones y delfines de Playmobil, pero al final, cuando ya estaban a punto de cerrar y ellos no podían ni con su alma, aún tuvimos que convencerlos para que dejasen de saltar en una cama elástica. 

Aunque esté a dos horas en coche de Múnich (la única desventaja a mi parecer), no dejéis de visitarlo. La entrada cuesta entre dos y tres veces menos que Legoland y es igual o más guay.

Un cosejo: Llevad comida y bebida (sólo hay un par de sitios donde picar) y VARIAS prendas de ropa seca, hay juegos de agua por todas partes.

¡Ah! Y un extra más, en cuanto entras, te dan un brazalete para que se lo pongas a tu hijo en el que puedes escribir su nombre y tu número de teléfono por si se pierde, sehr familienfreundlich, oder?
Playmobil Funpark
Brandstätterstraße 2-10
90513 Zirndorf
www.playmobil-funpark.de

6 comentarios:

  1. Me encanta, me encanta...que pena que estoy planificando mi visita para diciembre pero lo apunto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Uff! Ya de regreso, menos mal. Gracias mamaenmunich, es muy bueno el reportaje. Claro que en mi caso, mamá con dos niños rebeldes de 5 y dos años y una bebé de 9 meses, sería una aventura recorrer doscientos kilómetros un fin de semana. Así que tendremos que esperar a que crezcan.

    ResponderEliminar
  3. Bueno creo que un día es un día y más si un peque cumple años. No debiera ser impedimento dos horas de coche si es para celebrar un cumple como nos dice mamáen munich

    ResponderEliminar
  4. mi hija tiene dos años, si tuvieses que elegir para que se divierta mas cual elegirías?

    ResponderEliminar
  5. Tengo una hija de dos años, y no sabemos en cual quedarnos, usted cual recomienda, puedo ir a uno solo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, para una niña de dos años recomendaría, sin duda alguna el Playmobil. Legoland es un poco para niños más mayores o que ya hayan construído muchos legos y sepan apreciar figuras gigantes hechas con esas piezas tan pequeñas, además, en Legoland hay muchísimas atracciones en las que los niños de dos años no se pueden subir por ser muy pequeños. Esto no sucede apenas en Playmobil. ¡Que lo disfrutéis!

      Eliminar