lunes, 21 de abril de 2014

Zirkus Krone

Llevé a mis hijos al Zirkus Krone y me reconcilié con el circo.

Yo soy de esas que creció viendo en la tele de dos canales a Miliki gritando el famoso "¿Cómo están ustedes?" y, aunque no lo recuerdo como algo malo, sí que es verdad que fui haciéndome mayor sintiendo una verdadera aversión por el espectáculo del circo.
No me malinterpretéis, igual no tenía nada que ver con Miliki, igual estaba más relacionado con otras veces que fui a esos circos que venían a mi ciudad ("El fabuloso circo ruso"o "El increíble circo americano") a ver espectáculos que me parecieron horrorosos y que me dejaron un sabor de boca horripilante.

El caso es que he tardado bastante en decidirme por llevar a nuestros hijos al circo.

En Múnich hay un circo permanente, el Zirkus Krone, y yo lo he sabido siempre, pero no me atraía nada de nada. Ya os digo que era oír la palabra circo y sentir un terrible repelús por toda la espalda.

Pero una amiga alemana, mamá de uno de los mejores amigos de mi hijo mayor, y carente de referencias terroríficas sobre el circo, nos citó un viernes por la tarde en el citado Zirkus Krone. Y allí que fuimos. Yo, debo admitirlo, con la mochila cargada de reticencias.

Pero ¡Cuál fue mi sorpresa! ¡¡¡El Zirkus Krone es un circo chulísimo!!!! Creédme: es de verdad ese espectáculo que te venden como el fabuloso espectáculo del circo.

Para empezar, que el edificio en el que se ubica es precioso, decorado como un clásico circo antiguo, telones de terciopelo rojo, lámparas de araña, todo muy vintage.

Acróbatas, trapecistas, malabaristas, bailarines, caballos, elefantes, leones y sobre todo, payasos encantadores, delicados, casi poéticos.

Lo que os digo, que me he reconciliado para siempre con el circo, ¡qué maravilla!



Zirkus Krone
Zirkus-Krone-Straße 1-6
80335 München

www.circus-krone.com

1 comentario:

  1. A mi me saca ronchas un circo con animales. Me parece cruel sacarlos de du hábitat para nuestro entretenimiento.

    ResponderEliminar