jueves, 13 de febrero de 2014

Los deberes del cole. Por Schulkindermama


Ya casi no nos acordamos de cuando nos tocaba hacer los deberes. Hace tanto tiempo… Pero si echamos la vista atrás recordaremos que a nosotros, igual que a la mayoría de los niños, también nos costaba ponernos a hacer nuestras tareas y a estudiar.
Cuando nuestros hijos empiezan a ir a primaria, vuelven a aparecer en nuestra vida los deberes.


En Alemania, el concepto de „deberes“ es algo que se toma muy en serio desde el primer curso de primaria. De hecho, suele haber algún tipo de „castigo“ si no se llevan los deberes hechos o si no están completos. Esta „reprimenda“ puede ir desde una nota a los padres hasta algún tipo de „castigo“ (Strafarbeit). Algunos profesores establecen un número máximo de tolerancia a la falta de deberes. Se van anotando las faltas, y si, por ejemplo, un alumno no lleva los deberes en cinco ocasiones, se le impone un castigo; por ejemplo, quedarse una hora más en el colegio haciendo tarea supervisada por el profesor mientras sus compañeros van ya a casa (nachsitzen).



Casi desde el primer día, los niños vienen a casa con tarea. Al principio, ésta tiene mucho que ver con la práctica de la motricidad fina; mucho colorear, seguir trazos, etc. Poco a poco empiezan con las letras, hasta que cuando nos queremos dar cuenta tienen deberes de lengua o matemáticas en toda regla.


Al complicarse la tarea, nos preguntamos a veces, hasta qué punto debemos ayudar a nuestros hijos en sus deberes.

Esta cuestión es muy personal; hay padres que prefieren no ayudar, y otros que suelen hacerlo. Normalmente, el profesor o profesora suele hablar de este tema en las primeras charlas con los padres y aconseja ayudar o no según su criterio. Por lo general, y por lo que yo he vivido, se considera que los niños de primaria deberían de poder realizar los deberes sin ayuda en un plazo de media hora (en primero y segundo) y de una hora máximo (en tercero y cuarto). Lógicamente esto también depende de la cantidad de deberes que tengan; hay profesores que no ponen casi deberes, y hay otros que dan casi más tarea que en ciclos superiores (Gymnasium y Realschule).
Yo he comprobado que definitívamente es bueno, e incluso yo diría que es fundamental ayudar en los deberes. Tanto en primaria como en secundaria.

En primaria es importante que el niño tome una buena base y adquiera confianza en sí mismo y en su capacidad. Es bueno que transmita seguridad y dé una buena imagen al profesor desde el principio. El orden, la puntualidad, la educación, la corrección…son valores básicos en primaria y contribuyen a que el profesor se forme una imagen del alumno que luego ya difícilmente va a cambiar.


En secundaria también es importante ayudar a los „recién llegados“ a la nueva escuela, a adaptarse al nuevo nivel de exigencias: no olvidemos que a partir de quinto, el número de asignaturas se duplica y empiezan con los idiomas, y con las evaluaciones contínuas. Además, se espera que el niño asimile muy rápido y van pasando de un tema a otro casi sin detenerse a resolver posibles dudas, con lo cual, en casa no está de más repasar los temas y cerciorarse de que los han entendido. Debería ser tarea del profesor, pero quien quiera que su hijo „sobreviva“ en ciclos superiores tendrá que sentarse con él a dar „clases particulares“. Al menos al principio. Obviamente no todos los niños necesitarán ayuda, ni en todas la asignaturas, pero sí deben de ir aprendiendo a estudiar y repasar, y un niño de 10 años que acaba de salir de primaria no es capaz de hacer esto sin una guía.

Como madre española, me preocupa también mucho que mis hijos tengan buena nota en alemán. En Alemania existen muchos prejuicios con respecto a los niños bilingües, y se da por hecho que su nivel de alemán no va a ser tan alto como el de los otros niños alemanes. Hay que demostrar que esto no es así!


Otro problema es ayudar a nuestros hijos en la asignatura de matemáticas; cómo hacerlo, si hablamos español con ellos? Debemos explicarle las operaciones refieriéndonos a los números en español? La respuesta es clara: NO. Yo empecé ayudándole a mi hijo en matemáticas en español y en seguida me percaté de que era absolutamente contraproducente, ya que empezó a escribir los números al revés… Los números deben aprenderlos en alemán. Ya tendrán tiempo de aprenderlos en español. Ahora, cuando les ayudo en matemáticas, aunque sigo hablando español con ellos, me refieron siempre a los números y a las operaciones en alemán. Suena rara esta mezcla, pero es una buena solución. Al menos, a mí me sirve…


Lo mismo ocurre con las otras asignaturas; si el niño tiene que aprenderse el ciclo del agua en alemán, de poco le va a servir que sepa cómo se dice en español; el exámen es en alemán. Así que mejor preguntarle en alemán. En la asignatura de lengua ocurre lo mismo. Referencias en español a verbos, adjetivos, nombres compuestos, conjugaciones y declinaciones, no tienen sentido y solo servirían para confundir al niño.


Esta ha sido siempre mi forma de actuar y hasta ahora me ha dado buenos resultados.

A medida que avanzan los cursos, la cantidad de materia es mayor. En primero y segundo prácticamente solo es necesario supervisar los deberes. A partir de tercero es necesario estudiar para tener buenas notas (aunque en cada clase hay siempre algún niño que no lo necesita).


Como padres hispanohablantes, nos relacionamos con padres alemanes en el día a día de la escuela de nuestros hijos. Estos padres, aunque no lo digan, también ayudan a sus hijos. Hay una tendencia en los alemanes a „minimizar“ esa ayuda, a quitar importancia a las posibles dificultades de los hijos. Se suele escuchar la frase „er macht schon seinen/ihren Weg“, o „er/sie packt das schon alleine“, pero no hay que dejarse engañar; de puertas para adentro, la mayoría ayuda a sus hijos a sacar buenas notas. Yo esto lo tuve que aprender. Ahora juego también al mismo juego y aseguro „no, yo no necesito ayudarle, el/ella lo hace todo solo/a“. Y así jugamos en igualdad de condiciones.



Bueno, me he extendido mucho para contar qué hago yo en el apartado de los deberes. Sólo me queda por añadir que aunque mi marido también se implica, al estar menos en casa, el grueso de la tarea recae en mí como, imagino, en la mayoría de las madres en Alemania. Pero es una cuestión de práctica. Aunque el alemán no sea nuestra lengua materna, podemos ayudar igual o mejor que los alemanes. La cuestión es implicarse.

9 comentarios:

  1. Como todo lo que escribis, María super interesante. Importantísimo el tip al ayudarlos manteniendo el idioma en el que aprenden. Mi niño sólo tiene un año y medio, pero ya me llegará a mi este momento y tu experiencia es muy enriquecedora. Un saludo! Estela

    ResponderEliminar
  2. Gracias Estela. Todo lo que contamos aquí, tanto yo, Mamá en Múnich, como mi compañera Schulkindermama, tiene vocación de ayudar :-)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantando tu entrada, explicas perfectamente todo el proceso, pero en nuestro caso se complica todo un poco cuando el nivel de Aleman de los ninos supera al mio...y ayudar en las tareas escolares se nos hace muy cuesta arriba. Mi hija cursa 5° en el Gymnasium y aunque es una magnifica estudiante, si necesita ayuda para aclarar dudas, y hemos notados que bajo respecto a la Grundschule...aun asi tiene buenas notas. Mi hijo pequeno entrara el proximo ano a 1° de primaria y la segunda cursa 3°..
    felicidades por tu entrada . un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rachel, ¡tu experiencia también nos aporta!

    ResponderEliminar
  5. Hola María, me ha encantado esta entrada! Conoces algún colegio hispano en Munich? Y algún lugar dónde se imparta pilates o fisioterapia con profesionales de habla española?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola Katy, no, no conozco ningún colegio hispano en Múnich, aunque la demanda es tal que creo que compensaría abrir una escuela privada bilingüe :-)
    De momento, la oferta más cercana está en la Europäische Schule
    http://esmunich.de/home.html

    ResponderEliminar
  7. Hola mi nombre es Mercedes Gauna, tengo una hija que esta en la tercera clase de primaria, los dos primeros años fué para ella muy bien a pensar que cuando empezó no sabía nada de alemán, éste año esta siendo complicado para ella muchos conocientos en poco tiempo y a eso se agrega el problema que ella no sabe estudiar solą, normalmente hace los deberes sola pero cuando tiene éxamen no sabe que hacer y Yo tampoco, me gustaría saber si Hay alguna persona o institución que me ayude a cómo puedo Yo ayudarla. He descubierto ésta pàgina por recomendación me gusta por tanta información útil. Desde muchas gracias a quién me pieca aclarar las ideas.

    ResponderEliminar
  8. Hola Merecedes!
    Te entiendo perfectamente; ya he pasado por ahí, y es verdad que muchos niños cuando llegan a tercero necesitan ayuda para matener el nivel de primero y segundo. A mí también me pasó, por eso lo sé.
    Lo primero que quiero decirte es que es normal que no sepa estudiar sola (lo raro sería que pudiera hacerlo). Los mismos profesores en Alemania aconsejan estudiar con los niños y preguntarles lo aprendido. Y esto es así hasta los primeros años de secundaria. Tienen que ir aprendiendo poco a poco a estudiar solos.
    Existen muchas posibilidades para que puedas ayudar a tu hija. Si tu nivel de alemán es bueno, no te resultará muy difícil prepararte los temas con ella. Te aconsejo que, por un lado, le revises los deberes cuando los haya hecho, para ver en qué se ha equivocado y ayudarle en lo que necesite, y por otro, estar continuamente al tanto de qué temas están dando en matemáticas, alemán y HSU. Dependiendo de lo que estén aprendiendo, en Internet tienes muchísima información, exámenes de prueba y ejercicios para practicar. También hay en el mercado libros con ejercicios para los diferentes niveles de primaria. Existen además algunas páginas web que son muy aconsejables porque tienen una recopilación de exámenes reales de las distintas materias. Si te interesa, aquí tienes unas cuantas páginas web que son muy útiles. Son sólo algunas, hay muchas más.
    Te aviso que en la mayoría de casos tendrás que pagar una cuota para obtener el material. Pero no es muy caro, y merece la pena.

    www.catlux.de
    www.mamis-verlag.de
    www.unterrichtsmaterial-grundschule.de
    www.grundschule-arbeitsblätter -esta es gratuita
    www.grundschulmeterial.de
    www.grundschulstoff.de

    Las dos primeras las conozco bien y son muy buenas. Te las recomiendo.

    Como en tercero aún no avisan los exámenes (o "Lernzielkontrollen", como ellos les llaman) tendréis que anticiparos a ellos; es decir, tendréis que ir viendo cada cuánto tiempo suelen realizar exámenes. Si el que queda más atrás en el tiempo fué el de matemáticas, y hace poco que han hecho HSU y alemán, es probable que lo próximo que "toque" sea matemáticas. Se suele cumplir esta regla. A veces, el profesor, aunque no avise del exámen, sí advierte a los niños que vayan preparándose un tema determinado; en realidad les está advirtiendo de que en los próximos días les pondrá un examen. Otro consejo es estar atento y observar si hay algún día determinado en que la profesora suele poner los exámenes (en el colegio de mi hijo solían hacerlos los martes) y dar un repaso a las 3 materias unos días antes (o a una determinada si se intuye que va a ser un exámen determinado). Digo esto, no por prepararse solo para el examen, sino porque llevarlo todo al día es complicado, y a veces hay que ir a lo práctico.
    La suerte es que en cuarto curso de primaria, los profesores están obligados a avisar los exámenes con una semana de antelación, lo cual facilita mucho las cosas...
    Para estudiar, a nosotros (a mi hijo y a mí) nos ha venido muy bien el sistema de tarjetas (Karteikarten) de todos los tamaños. Así por ejemplo apuntaba una palabra por un lado, y por el otro el tipo de palabra que era, o pasábamos el contenido de un tema de HSU a tarjetas, elaborando preguntas y respuestas. Luego al aprenderlo es parecido a jugar al Trivial...

    En fín, espero haber podido ayudarte... no dudes en preguntarme si necesitas más información.

    Un saludo y suerte!

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches mama en munich
    Siempre contenta de leer tus post y aprender de ellos en cuanto a la vivencia por estos lugares.
    Estoy de acuerdo contigo en este post tan interesante que hablas sobre los deberes y has dado en el clavo en referencia a lo herméticas que son las madres alemanas con respecto a su involucración en la ayuda con sus niños.
    Sin embargo hay un punto en el que no concuerdo contigo. A saber en el aspecto donde les enseñas a tus hijos los números en alemán. Digo esto porque tengo ya dos escolares, uno en segundo y la otra en primero, ambos entraron al cole sabiendo leer, escribir y sumar en español. Para ese tiempo mi nivel de alemán estaba peor que el que tengo actualmente por lo que sólo podía hacerlo en español. Sin embargo continúo con mi método de ayuda en casa con sus deberes y todo lo hago en español, números, letras y figuras. Está claro que si tiene que poner nombre a una figura habrá que hacerle recordar en alemán, pero la base es el español. No he tenido ninguna complicación por ello y todo lo contrario las maestras nos han felicitado porque según sus calificacones consideran que mis dos peques están ocupando -de momento- el primer lugar de la clase. Increíble! yo considero que la base está en que los niños aprenden mejor de la segunda lengua si tienen muy bien fundamentada la lengua materna. A mí me está yendo de maravilla.
    Espero que no suena a mucho orgullo mi comentario, simplemente compartir mi experiencia en este sentido.
    Gracias y que nos sigas deleitando con cada situació que se vive por acá. Un abrazo

    ResponderEliminar