jueves, 19 de julio de 2012

Un souvenir divertido para bebés - Nuckelflasche Maßkrug

Si tenéis que hacer un regalo a un bebé y queréis que sea una cosa divertida a la vez que algo que recuerde que fue adquirido en Múnich, considerad la posibilidad de comprar este biberón, yo lo encuentro super gracioso.

Se trata de un biberón de 250ml con una tetina del nº2 (tanto el plástico de la botella como el de la tetina carecen de Bisfenol A) que viene con una bolsita para transportarlo fabricada 100% de algodón y estampada como la bandera de Baviera. Pero lo más gracioso es que la botella imita completamente a la forma que tiene una jarra de cerveza típicamente bávara, una Maßkrug, a mí me parece que está genial.


sábado, 14 de julio de 2012

Lectura de cuentos EN ESPAÑOL

En La Librería Española en Múnich son muy activos y a veces organizan lecturas de cuentos para niños además de algunas actividades complementarias. Lo mejor es que las personas que leen los cuentos son voluntarias, e intentan que vengan de diferentes países hispanohablantes para ayudar así a difundir la riqueza del español.

Mamá en Múnich estará atenta a las actividades que organicen para contároslas con antelación y que os dé tiempo a incluírlas en vuestras agendas.


La Librería Española en Múnich
Nordendstr. 19
80799 München
www.libreria-espanola-munich.de

martes, 10 de julio de 2012

Miniyoguis - Yoga para niños a partir de 3 años EN ESPAÑOL

Si os gusta hacer yoga y queréis que vuestros niños/as entre 3 y 7 años conozcan y practiquen esta fantástica disciplina en una clase con otras mamás y/o papás y en español, tenéis una oportunidad de conocer los talleres de Miniyoguis el próximo 28 de julio de 11:30 a 13:00 en Hemma Yoga. Será también una oportunidad excelente de ver cómo se va ampliando la oferta de actividades para los más pequeños en español en Múnich.

El precio del taller es de 15€ para un niño acompañado de un adulto.

No olvidéis inscribiros con anterioridad mandando un email a la instructora Merce Blasco en yogambg@yahoo.es
Hemma Yoga
Elvirastr. 4 - Rückgebäude
80636 München

domingo, 8 de julio de 2012

Recolectar fresas, frambuesas y grosellas - Selbstpflücken!

Una actividad divertida para hacer con los niños en verano es pasarse por uno de los múltiples cultivos que hay a las afueras de Múnich donde uno puede recolectar fresas, frambuesas y grosellas por sí mismo.

Vais sin olvidaros de llevar de casa un cubo, una cesta o una caja (que luego allí, si no, os las venden) y os paseáis arriba y abajo del cultivo eligiendo las piezas que más os apetezcan. Al final, pasáis por caja, os pesan la cantidad que hayáis recogido y os la cobran. Eso sí, a un precio más económico que en las tiendas, que para eso vosotros habéis hecho el trabajo de recolección.

Es una oportunidad genial de de pasar una mañana estupenda con los niños, aprendiendo a distinguir la fruta más verde de la más madura, o incluso de la que ya está estropeada, y aprendiendo también que la fruta no viene del súper, sino del campo, y que recogerla es un trabajo que hace que comérsela pueda ser algo aún más exquisito ¡y valorado!

Si conducís por carreteras secundarias de los alrededores de Múnich veréis muchos de estos campos, pero nos hemos dado cuenta que la mayoría pertenecen a la misma empresa, Eberle, así que si queréis saber exactamente dónde encontrar alguno de ellos, visitad su página web: www.eberle-gaerten.de

Nosotros recolectamos dos kilos de fresas y más de dos kilos de frambuesas:
Con ellas hemos hecho mermelada, pero algunas de las frambuesas nos las comimos ya anoche, calentadas en un cazo con un poco de azúcar y servidas sobre mousse de chocolate y helado de vainilla, ¡delicioso!

miércoles, 4 de julio de 2012

Las playas del Isar

Es verdad que Múnich no tiene mar pero, ¿quién dice que aquí no se puede disfrutar de un espectacular día de playa?

El río Isar ha vivido una obra inmensa de ingeniería civil y arquitectura paisajística que ha durado algunos años y que lo ha transformado para pasar de ser, un mero canal que cruzaba la ciudad de sur a norte, y con una peligrosa corriente, a un río "re-naturalizado", abierto a toda la ciudad, con carril bici, caminos para pasear, y zonas verdes para hacer deporte a lo largo de toda su orilla este. La obra se ha llevado a cabo entre el Deutsches Museum y Flaucher.

La transformación ha incluido un montón de "calitas" donde tomar el sol en los días de mucho calor (y en este verano ya llevamos bastantes en los que superamos los 25º y hasta los 30º) y bañarse, igual que en la playa, pero sin olas y con agua dulce y muy fresquita, eso sí, que baja directamente de los Alpes.

Un plan estupendo para los niños porque en estas playas el agua apenas les cubre hasta la rodilla y en vez de construir castillos de arena, pueden construir castillos de piedras.

La zona más concurrida es Flaucher, por el Zoo, justo donde está el puente peatonal. Aquí os la marco en un mapa:


Pero hay muchas otras playas que no podéis dejar de visitar:

La playa del Isar por la zona de Praterinsel

La playa del Isar por Ludwigsbrücke

La playa del Isar por el Deutsches Museum

La playa del Isar por Ohlmüllerstrasse

La playa del Isar por Wittelsbacherbrücke