lunes, 7 de mayo de 2012

Productos de limpieza para la ropa

Cuando mis amigas y yo nos encontramos en el parque, solemos hablar sobre las teorías del idealismo trascendental de Kant o las contribuciones a la lingüística de Noam Chomsky. En alguna ocasión hemos tenido incluso acalorados debates alrededor de la inmortalidad del cangrejo, pero a veces, sólo a veces, nuestras mundanas existencias nos llevan a conversaciones más triviales. El pasado miércoles, entre divagaciones de este tipo, me pidieron que escribiera un post recomendando los mejores productos de limpieza para la ropa infantil.

En este sentido yo no tengo mucho que decir, porque la verdad, que en mi colada, soy bastante sencillita, pero sí que voy a transmitiros lo que aprendí aquella tarde, y una cosa que yo ya sabía (pero guardaba como un gran secreto): Que a pesar de lo que tendemos a creer, aquí SÍ que existe la lejía, pero hay que buscarla con mucha atención porque no hay mucha oferta y suele estar muy escondida en los estantes más inferiores de las droguerías. Podéis encontrarla bajo el seudónimo Klorix.

Por lo demás, contaros que los mejores productos quitamanchas son Sil en spray o en crema con un aplicador en forma de cepillito (muy práctico también para los viajes) y Vanish Oxi Action en spray.

Parecerá una banalidad, pero cuando se trata de quitar las manchas de la salsa de tomate de los raviolis en una preciosa blusa con florecitas, o los chorreones del melocotón en la sudadera que os trajo un amigo que estuvo de visita, el intercambio de truquitos infalibles es muy, pero que muy interesante.

viernes, 4 de mayo de 2012

El museo aeronáutico - Deutsches Museum - Flugwerft Schleissheim

Aunque en el Deutsches Museum hay una sala en la que se exponen aviones y helicópteros, la exhibición aeronáutica que tienen es tan grande, que hay un museo entero aparte dedicado al mundo de la aviación en el antiguo aeródromo de Oberschleissheim, a unos 20 kilómetros al norte de Múnich.

El museo está dividido en dos edificios comunicados entre sí en el que se que exponen, desde aviones de papel hasta modelos que representan los inicios de la historia de la aviación, pasando por una estación meteorológica, un taller de reparación de aviones, planeadores, ala deltas, aviones reales, helicópteros, cohetes, aviones de reacción y ¡hasta un zeppelin!

Los niños disfrutan la visita muchísimo, sobre todo porque pueden subirse a la cabina de un piloto y tocar todos los mandos, probar un simulador de vuelo, activar una hélice mediante los pedales de una bicicleta, ver cómo construyen, con materiales reciclados, aviones de aeromodelismo y ¡hacerlos volar!

Deutsches Museum
Flugwerft Schleißheim

Effnerstraße 18
85764 Oberschleißheim
www.deutsches-museum.de/flugwerft

miércoles, 2 de mayo de 2012

Ver cómo montan un Maibaum

Todos los que vivís en Múnich o habéis viajado por el sur de Alemania os habréis fijado en los Maibäume. Esas estacas gigantes, situadas en el centro de los pueblos, pintadas de blanco y azul (los colores de la bandera de Baviera) y decoradas con siluetas de madera representando a los artesanos y profesionales tradicionales de la ciudad.

El Maibaum tiene un origen precristiano que está relacionado con tradiciones paganas relativas a los árboles sagrados. Los Maibäume no se cambian cada año, sino, cada cuatro o cinco años y, cuando se coloca uno nuevo se hace siempre en un ambiente festivo el 1 de Mayo, recordando además que su simbolismo está también enlazado con la primavera.

Todo lo que gira alrededor del montaje de un Maibaum está relacionado con los grupos folklóricos de cada localidad. Al parecer, cuando un Maibaum está listo para ser colocado, es custodiado desde un par de semanas antes por un grupo de chicos jóvenes del pueblo en cuestión. Mientras lo guardan, no hacen más que beber, jugar a las cartas o tontear con chicas, y es entonces, cuando están más despistados, que un grupo de chicos de un pueblo vecino tradicionalmente "roba" el Maibaum y se lo llevan.

Al final el Maibaum se recupera y es colocado, el 1 de Mayo, en la calle o plaza principal, por jóvenes forzudos que lo levantan con la sola ayuda de palos y su propia fuerza física. La colocación del Maibaum dura casi todo el día y a su alrededor se celebra una fiesta muy popular en la que se come, se bebe, se escucha música tradicional, se baila y se mira atentamente cómo el palo sube hasta quedarse completamente de pie.

Para los niños es una excusa para ponerse el Dirndl o el Lederhosen, y participar en cualquiera de las actividades montadas por los mismos niños del pueblo, como tenderetes en los que se apuesta por tirar montones de latas con una pelota.