miércoles, 2 de mayo de 2012

Ver cómo montan un Maibaum

Todos los que vivís en Múnich o habéis viajado por el sur de Alemania os habréis fijado en los Maibäume. Esas estacas gigantes, situadas en el centro de los pueblos, pintadas de blanco y azul (los colores de la bandera de Baviera) y decoradas con siluetas de madera representando a los artesanos y profesionales tradicionales de la ciudad.

El Maibaum tiene un origen precristiano que está relacionado con tradiciones paganas relativas a los árboles sagrados. Los Maibäume no se cambian cada año, sino, cada cuatro o cinco años y, cuando se coloca uno nuevo se hace siempre en un ambiente festivo el 1 de Mayo, recordando además que su simbolismo está también enlazado con la primavera.

Todo lo que gira alrededor del montaje de un Maibaum está relacionado con los grupos folklóricos de cada localidad. Al parecer, cuando un Maibaum está listo para ser colocado, es custodiado desde un par de semanas antes por un grupo de chicos jóvenes del pueblo en cuestión. Mientras lo guardan, no hacen más que beber, jugar a las cartas o tontear con chicas, y es entonces, cuando están más despistados, que un grupo de chicos de un pueblo vecino tradicionalmente "roba" el Maibaum y se lo llevan.

Al final el Maibaum se recupera y es colocado, el 1 de Mayo, en la calle o plaza principal, por jóvenes forzudos que lo levantan con la sola ayuda de palos y su propia fuerza física. La colocación del Maibaum dura casi todo el día y a su alrededor se celebra una fiesta muy popular en la que se come, se bebe, se escucha música tradicional, se baila y se mira atentamente cómo el palo sube hasta quedarse completamente de pie.

Para los niños es una excusa para ponerse el Dirndl o el Lederhosen, y participar en cualquiera de las actividades montadas por los mismos niños del pueblo, como tenderetes en los que se apuesta por tirar montones de latas con una pelota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada