sábado, 7 de abril de 2012

Spargel mit Sauce Hollandaise - Espárragos con salsa holandesa

Si os habéis fijado, por aquí ya ha empezado la temporada de los espárragos frescos. Los supermercados ya están llenos, en las calles del centro hay tenderetes vendiéndolos, en las carreteras hay puestos ambulantes sólo de espárragos cada pocos kilómetros.

Es hora de comprar unos cuantos y hacer el plato estrella de la temporada: Spargel mit Sauce Hollandaise - Espárragos en Salsa holandesa.

Antes de daros la receta os voy a contar un par de cosas que he aprendido recientemente acerca de los espárragos: La variedad propia de Alemania son los espárragos blancos, que han de ser recolectados nada más asomar las puntas por encima de la tierra (el espárrago es una raíz) y para la campaña del espárrago se desplazan hasta aquí temporeros de Polonia o Rumanía, que los recogen, con mucha habilidad a mano, ya que no existen máquinas capaces de cortar los espárragos por debajo de la tierra y dejarlos intactos. De ahí que el precio de los espárragos ronde entre los 6€ y los 8€ el kilo.
En Baviera, la región más famosa por la calidad de sus espárragos es Schrobbenhausen, donde tienen hasta un museo del espárrago.

Y aquí os dejo la receta:

Ingredientes: (para dos adultos mas una boquita pequeña)
750gr de espárragos (que una vez pelados serán como 500gr)
100gr de jamón cocido
6-8 patatas medianas

Para la salsa:
4 yemas de huevos
130gr de mantequilla
75gr de agua
Zumo de medio limón
Sal y Pimienta

Preparación:
Pelar y cocer los espárragos, el tiempo de cocción dependerá del grosor, entre 10 y 20 minutos. Para los más profesionales, venden una cacerola especial, alta y con un cestillo dentro, donde los espárragos se hierven de pie, de manera que casi todo el espárrago se cocina en el agua hirviendo, y las puntas quedan por encima del agua, cocinándose al vapor. Pero, la verdad, nosostros los cocinamos enteros dentro del agua y, asegurándonos de que no queden demasiado cocidos, quedan buenísimos.

Se cuecen las patatas peladas, que serán la guarnición.

Se prepara la Salsa Holandesa poniendo en un cacharro al baño María, primero las yemas, que se irán batiendo, luego añadimos el zumo del limón y el agua, a continuación la mantequilla que previamente hemos derretido también al baño María, y, por último, sal y pimienta. (Si no tenéis ganas de preparar la Salsa Holandesa, siempre podéis comprarla en el super, que en esta temporada igual multiplican la cantidad que venden).

Para preparar el plato se hacen manojitos de tres o cuatro espárragos, se "atan" con una tira ancha de jamón cocido, se sirve por encima un poco de la salsa, y se acompañan de patatas cocidas.




¡A comer espárragos que además tienen un montón de propiedades!:
En China los consideran estupendos para el aparato respiratorio; en India, la medicina ayurveda los utiliza para los casos indigestión y desde la Antigua Grecia han sido el remedio básico para la limpieza de los riñones.

1 comentario: