martes, 21 de junio de 2011

Tupperwares para plátanos

La primera vez que vi a una mamá alemana sacar uno de estos del bolso pensé: "¿Eso qué es????". Luego vi que dentro guardaba un plátano y flipé en colores. Me dije: "La gente aquí es mú rara, en serio".

Porque por aquel entonces mi hijo no tenía más que unos meses y no entendía mucho la necesidad esa de llevar un tupper en el bolso para un plátano dentro. Pensé: "Un tupper para un plátano... ¿Por qué no hacen también un tupper con forma de manzana para una manzana, o de fresa para una fresa o de pera para una pera?"

Luego mi hijo creció y se comenzó a alimentar de otra cosa que no era leche materna o papillas. Y ahí empecé a comprender.

Porque toda madre que se precie sabe que cuando a su niño le toca la hora de la merienda en medio de cualquier parte, lo más sano es darle algo de fruta. Y con sus cuatro dientecillos no pueden morder una manzana, y no vas a llevar un cuchillo en el bolso para cortar una pera y menos aún vas a llevar una sandía para darle una rodaja. Lo que el 95% de las madres hacen es darles un plátano.

¡Ajá! Y todas estas madres se verán identificadas cuando os diga que llevar un plátano en el bolso es una guarrada. Primero porque todo el bolso termina oliendo a plátano, segundo porque, por no sé qué razón, la velocidad con la que un plátano se pone pocho aumenta un 300% si está dentro de un bolso. Y tercero, y más importante, porque casi siempre el niño empieza el plátano pero a menudo no se come más que la mitad. (La naturaleza debería crear plátanos del tamaño de los estomaguitos infantiles).
Total: Que no quieres que el bolso te huela a plátano, ni que se te espachurre pringándolo todo, ni tirar medio plátano cada vez (quieres guardar la otra mitad para luego, claro) ¿Y qué hacen en estos casos las listas alemanas? ¡Se compran un tupper para plátanos! Yo, desde que una amiga me regaló el que tengo, estoy más feliz que una lombriz.

sábado, 11 de junio de 2011

Hacer una cocina de cartón

Si se te da bien hacer manualidades y llueve y hace feo como está haciendo estos días, puedes hacer una cocinita de cartón como ésta que mi hijo, su madrina y yo hicimos ayer por la tarde.


La idea para hacerla la sacamos del blog de Kinderpendent.
Las cajas de cartón, la pintura y los ganchitos los compramos en Praktiker, las comiditas de madera las compramos en la tienda que está al lado: V-Markt. Otras cosas como el reloj, los cacharros y las cucharas ya las teníamos.

El tutorial de Kinderpendent no decía nada de una tostadora, pero como en el set de comida que compramos venía pan de molde y nos sobraba cartón, decididmos hacer esta:

Más ideas para hacer manualidades y otros juguetes con materiales reciclables en:
¡Que los disfrutéis como nosotros!

jueves, 9 de junio de 2011

Kinderturnen - Gimnasia para niños pequeños

Puede ser por la falta de plazas de guardería (ya, ya..., me repito como el pepino) o porque las familias aquí son más pequeñas y no hay tantos primos o vecinos para jugar, o porque hace mucho frío en invierno y las mamás tenemos que inventarnos cosas que hacer... El caso es que la oferta de cursos para niños pequeños es inmensa.

Nosotros hemos probado recientemente una cosa que está muy bien: Kinderturnen (Gimnasia para niños pequeños). Consiste en una horita u horita y media en la que en una sala equipada con colchonetas, aros, pelotas, mini-trampolín, mini-plinto, etc.. se monta un circuito y los niños hacen allí ejercicio. Así contado parece un poco estricto, pero no lo es: La monitora organiza los movimientos: "Tira la pelota por aquí, sube por aquí para cogerla, salta para bajarte, entra por esta casita, sal por la otra puerta, vuelve a tirar la pelota por dentro del túnel, ve detrás de ella y cógela, etc..." y ellos más o menos los repiten o simplemente hacen con las pelotas, el trampolín y el plinto lo que les viene en gana, que también está bien. El objetivo en realidad es que se muevan mucho. Y se consigue, porque terminan todos cansados y muertos de hambre.

También se hacen canciones y pequeños bailecitos y muchos juegos en los que tienen que moverse. Los niños están todo el rato acompañados por sus mamás (no he visto ningún papá, sorry) y al final y también como un juego, recogen toda la sala: La parte que más me gusta ;-)


Para buscar cursos de Kinderturnen puedes visitar la página de la revista: Kidsgo y seleccionar el barrio donde te apetezca hacer el curso.