miércoles, 30 de marzo de 2011

Brunch dominical en Feierwerk

Los alemanes son prácticos como ellos solos, ésto lo he dicho antes, pero insisto porque es que a veces me fascinan.
¿Qué mejor que utilizar una de las mejores salas de conciertos, fiestas y DJ sessions de Múnich como lugar para tomar un brunch con los niños el domingo por la mañana? Al fin y al cabo, a esa hora, ya han limpiado la sala (y ya no se puede fumar así que no huele a tabaco ni nada) y los que vienen por la noche están todavía durmiendo (suertudos ellos).

En la Sala Feierwerk, en la zona de Westpark, de octubre a mayo los domingos por la mañana de 10:00 a 13:30 hacen un brunch para familias con niños (los padres pagan 12€, los niños mayores de 3 años pagan 4€ y los más pequeños no pagan). El precio incluye música en directo, self-service de comida (panes, bollería, cereales, mermeladas, embutidos, quesos, huevos, salchichas, ensaladas...) y bebida (cafés, tés, chocolates, zumos) y en el piso de arriba, una sala para pintar y hacer manualidades y un pequeño cine donde ponen la Sendung mit der Maus (un famosísimo programa infantil que la tele alemana emite desde hace 40 años).

Es un sitio que recomiendo de verdad para el dominguito por la mañana: Los niños comen, se levantan, se dan siete vueltas, juegan con otros niños, vuelven a la mesa, comen otro poco, suben al cine, bajan otra vez... A mi niño le encanta.

El desayuno / comida

Atentos al concierto

 Esperando a que empiece la proyección
 
En la sala de manualidades
 
Feierwerk Dschungelpalast
Hansastr. 41
81373 München

lunes, 28 de marzo de 2011

Restaurante Gast

En la zona de Haidhausen está el restaurante Gast un lugar con self-service y de diseño muy moderno donde comer o tomar café en el edificio Gasteig (sede de la Biblioteca central, la Volkshochschule y la Filarmónica).

Aunque no es un Elterncafé propiamente dicho (porque no tiene una sala para que los niños jueguen), sí que es bastante child-friendly porque tienen lo que aquí se conoce como un Spielecke (un rinconcito dedicado a los niños) donde tienen un par de mesitas para jugar y un ordenador con pantalla táctil con juegos de memoria, de encontrar errores, de colorear... Además, como es un sitio muy muy amplio los niños pueden corretear por todas partes (tiene una zona de sofás que a los peques les encanta) sin molestar demasiado a nadie.

Es un sitio genial para comer o merendar después de tomar prestados algunos libros de la biblioteca infantil (¡recordad que el carné para los niños es gratis y que pueden sacar hasta 20 cosas entre libros, juegos, Cds o DVDs por un tiempo de seis semanas!)

Restaurant Gast
Rosenheimerstr. 5
81667 München
www.gast-muenchen.de

sábado, 26 de marzo de 2011

Kindertagesbetreuung - O qué hacer cuando tienes que ir a trabajar sí o sí

Cuando la posibilidad de encontrar guardería está muy difícil (o sea siempre, a menos que estés de suerte) y tienes que trabajar sí o sí (o sea eres una Rabenmutter total y para ti tu carrera es importante) hay que pensar en otras posibilidades.

Las opciones en este sentido se puede decir que son tres: Tagesmutter, Nanny o Au-pair.

- Las Tagesmütter (madres de día) son señoras (a menudo madres de niños ya mayores) que se dedican a cuidar a varios niños al mismo tiempo en su casa. Se les lleva a los niños por la mañana y se les recoge a la hora acordada. La señora se encarga de jugar con ellos, darles de comer, cambiarlos, sacarlos al parque, etc. Tienen alguna cualificación pedagógica y cursos de primeros auxilios y están registradas en el Ayuntamiento de Múnich.
Para buscar una Tagesmutter "oficial" puedes consultar los listados que publican las diferentes oficinas de asuntos sociales del Ayuntamiento. (Atención, que aquí también hay listas de espera).

- Las Nannys (o canguros) son como las Tagesmütter, pero ellas son las que se desplazan a tu casa y sólo cuidan de un niño: el tuyo. No existen "listados" de nannys porque esto es una cosa totalmente privada, aunque si optas por esta opción tendrás que dar a la persona de alta en la seguridad social.
Una buena manera de encontrar a alguien es poner un anuncio en el Süddeutsche Zeitung, conozco a alguien a quien le ardía el móvil con llamadas justo después de publicar el suyo.

- Las Au-pairs son chicas que vienen de otros países con el objetivo de conocer el idioma y la cultura y conviven en casa de una familia ofreciendo a cambio su trabajo como canguro. (En muchos casos ésta es una opción para encontrar a alguien que cuide del niño y le hable en español).
Está estipulado que las au-pair en Alemania trabajen un máximo de 30 horas a la semana (suelen necesitar tiempo libre para poder asistir a clases de idiomas) y su sueldo es de 260€/mes más alojamiento, comida y seguro médico. Tienen la obligación de ayudar en las tareas de domésticas, pero sólo como un integrante más de la familia: No es una señora de la limpieza.
Aunque sea una opción más o menos económica y divertida, no hay que olvidar que una au-pair vive en tu casa y que la convivencia puede hacerse muy difícil ya que es una mezcla de compañera de piso y empleada.
Mucho cuidado en la búsqueda: En Internet hay mucha estafa en torno a las agencias de au-pairs, así que lo mejor es encontrar un sitio que no tenga intermediarios, y donde se pongan en contacto directo las au-pairs y las familias; Una página muy buena en este sentido es: Au-Pair-World.

* NOTA: Siento el sexismo en la redacción de este post pero, aunque existe la posibilidad teórica de que existan cuidadores de niños que sean hombres, yo no he conocido nunca ni un solo caso.

jueves, 24 de marzo de 2011

Es tiempo de parques - die Münchner Spielplätze

Ya está aquí la primavera y con ella se abre oficialmente la veda de ir al parque con los niños.
En Múnich hay muchos, muchísimos parques (alrededor de mi casa hay tres) que desde ahora y durante toda la primavera y el verano se llenan de niños jugando (eso sí, hasta las 17:00 ó 17:30 que a partir de esa hora ya empieza a irse el sol y a hacer fresquito).
De hecho muchas guarderías que no tienen un patio propio lo que hacen es llevar a los niños a jugar al parque más cercano.

Mi consejo es ir de parque en parque descubriendo cada uno e ir recorrriendo así todo Múnich.

Para encontrar uno cerca, o idóneo para la edad de tu hijo/a puedes visitar esta página web: www.spielplaetze-in-muenchen.de, que te muestra todos los parques que hay en la ciudad con un motor de búsqueda que los filtra por zonas (centro, norte, sur, este y oeste) y por grupos de edad (niños pequeños, escolares o mayores), además proporciona toda clase de detalles sobre cómo es cada parque y de paso te da las coordenadas exactas para encontrarlo con el GPS o con el Google Maps.

sábado, 19 de marzo de 2011

Mercadillos de cosas para niños

Con la llegada de la primavera se inicia la temporada de los mercadillos de segunda mano (Flohmärkte), y los mercadillos de cosas para niños (Flohmarkt für Kinder, Flohmarkt rund ums Kind, Kinderbasar...) son probablemente los más que más se hacen.

La mentalidad alemana es muy práctica, ésto lo sabemos bien todos los que vivimos aquí; Y además hay un gran movimiento popular en contra del consumismo abusivo: Es una gran diferencia con la mentalidad española, sobre todo en lo referente al consumo de artículos para los niños.

Por un lado, las familias, se ven desbordadas con grandes cantidades de juguetes y sobre todo de ropa (ya se sabe lo poco de dura la ropa de los niños, que crecen a la velocidad del rayo) y prefieren venderlas a otras personas que puedan utilizarlas, antes que tirarlas o guardarlas para siempre en cajas en plan romántico. En casos extremos, conozco a gente que, después de tener un hijo, tienen otro y tienen que volver a comprar un montón de cosas porque vendieron todo lo del primero.

Por otro lado, no tienen los prejuicios que muchos españoles solemos tener a la hora de comprar cosas de segunda mano para los niños. Encantados se cargan de cosas de mercadillo para el retoño que está a punto de nacer. En nuestra cultura esto daría hasta pena, pues a los niños pequeños se les quiere poner sólo cositas nuevitas y recién compradas.

Yo me encuentro un poco a medio camino entre una y otra postura: Personalmente nunca le he comprado ropa a mi hijo en un mercadillo de segunda mano (venden de todo: desde chubasqueros y bufandas -que no lo veo mal- hasta bodies o zapatos -que a mí, la verdad... pues no). Tampoco le compraría un muñeco de peluche sobado o un sonajero de recién nacido, yo también prefiero comprarle un juguetito nuevito que se pueda llevar a la boca sólo él.
Pero lo que sí recomiendo son los mercadillos para comprar otra clase de juguetes: En más de una ocasión he encontrado algunos muy bonitos y en muy buen estado: Libros, puzzles de madera, piezas de duplo, circuitos para los coches... Hoy mismo hemos comprado una caja de herramientas de madera super completa y unas pelotas de fieltro hechas a mano preciosas: ¡Geniales para dejarle con la boca abierta haciendo malabares!

Para encontrar un mercadillo cerca de tu casa sólo tienes que prestar atención a los carteles que la gente va pegando en las farolas y los parkímetros, que en estos días están plagados.
La mayoría se montan en guarderías, plazas, parques o iglesias.
Aquí doy información sólo de tres, así al azar, que he encontrado. Anímate a visitar alguno, ¡Casi siempre hay cafelito y tartas caseras para acompañar la visita!

Flohmarkt "Rund ums Kind"
Kinderkrippe Geyerstrasse
Sábado 2 de abril, de 10:00 a 14:00
Geyerstrasse 54

Flohmarkt für Kinder
Pfaarsaal von St. Anton
Sábado 2 de abril, de 09:30 a 12:00
Kapuzinerstrasse 34

Kinderflohmarkt
Winterspielplatz
Sábado 26 de marzo, de 10:00 a 12:30
Evangelisch-Freikirchliche Gemeinde
Holzstrasse 9

viernes, 11 de marzo de 2011

Organizar una fiesta de carnaval para los niños (Faschingsfest)

En Baviera el carnaval no es tan estupendo como en otros sitios de Alemania (por ejemplo Colonia) y mucho menos como el mejor carnaval que existe, que todo el mundo sabe que es el de Cádiz, pero no por eso deja de celebrarse.

Aquí en Baviera y en Austria, el carnaval se llama Fasching y la gente lo que hace es disfrazarse e ir a fiestas en discotecas, bares etc. En la ciudad, lo más llamativo tiene lugar el Martes de Carnaval en el centro, con lo que se conoce como Tanz der Marktfrauen (El baile de las mujeres del mercado de Viktualienmarkt) donde la gente se disfraza y sale a la calle a beber y a bailar.

Aunque ese día se puede llevar a los niños pequeños, la verdad es que no es muy apropiado para ellos, porque hay mucha gente, los carritos no pasan bien, hay botellas de cristal rotas por el suelo, etc. Así que os podéis organizar una fiesta privada y pasarlo bien también.

Hay muchos sitios que alquilan salas para fiestas privadas (no sólo de carnaval, también pueden alquilarse para fiestas de cumpleaños o cualquier otro tipo de fiestas infantiles. Nuestro favorito es el Café Stemmerhof, en la zona de Harras, que alquila una sala contigua a la cafetería con muchísima luz, suelos de madera, mesas grandes y que resulta genial para reunir a un montón de niños. El precio de la sala es baratísimo (menos de 30€ por tres horas y media, si sois muchos los que asistías, ¡sale a nada por cabeza!)

La nuestra tuvo de todo: familias hispano-alemanas, comida de todo tipo, regalitos, muchos disfraces y ¡hasta una gran piñata mexicana!

Stemmerhof am Sendlinger Berg
Plingarserstr. 6
www.stemmerhof.de

Buscar una guardería en Múnich IV - Guarderías públicas

Cuando digo "guarderías públicas" aquí me refiero a Kinderkrippen, es decir a guarderías para niños de 0 a 3 años.

La inscripción en estas guarderías, las oficiales, las del Ayuntamiento de Múnich, se hace de la siguiente manera:
* Buscas en el listado oficial la guardería que más te convenga - la que tengas más cerca de casa, la que te pille de camino al trabajo o lo que sea.
* Llamas y preguntas cuando tienen la próxima jornada de puertas abiertas.
* Te pasas por allí ese día, conoces la guardería y te inscribes. En la inscripción podrás solicitar plaza, no sólo en esa guardería, sino también en hasta seis guarderías públicas de todo Múnich. Lo lógico es que vayas ya con una idea en la cabeza de cuáles son las seis guarderías que más te interesan, aunque allí mismo podrán informarte de cuáles son las más cercanas (suelen tener un mapa con todas marcadas).
* Luego te vas a tu casa y te sientas a esperar, porque ya de antemano te dicen que las listas de espera suelen ser de entre 2 y 2,5 años (siempre me he preguntado cómo es entonces que en las jornadas de puertas abiertas te cuentan que tienen niños a partir de 0 años - ¿las mamás los inscriben antes de conocer ellas al futuro padre de sus hijos?). Como para el resto de las guarderías y, quizás en estos casos aún más, las mamás que saben de qué va el rollo inscribe a sus niños inmediatamente después de saber que están embarazadas.

La renovación de esa pre-inscripción tiene que hacerse cada año, y no puedes olvidarte de renovarla porque entonces saldrás de la lista y entonces no contará el tiempo que has estado en espera. Luego, en marzo de cada año recibirás una carta en la que te informan si has conseguido o no una plaza para septiembre de ese año.

Es muy importante que tengas en cuenta que en la adjudicación de plazas se tienen en cuenta factores como la jornada laboral de los padres (si al menos uno de ellos no trabaja o lo hace a media jornada, no tendrá ni por asomo posibilidad de conseguir que su hijo/a entre).

Conseguir una de estas plazas es, sin exagerar, una auténtica lotería.

sábado, 5 de marzo de 2011

Buscar una guardería en Múnich III - Guarderías privadas

Una idea interesante a la hora de buscar guardería es averiguar si tu empresa tiene algún convenio con una guardería privada donde reserven un número de plazas para los empleados. Muchas guarderías tiene lo que se llama un "Kontingent", una cuota de las plazas para los hijos de los empleados de grandes y medianas empresas.

Así de primeras parece que esté bien, pero, como ya llevo diciendo en las entradas sobre la búsqueda de guarderías, esto es limitadísimo, y en estos casos, aunque las listas de espera suelen ser más cortas, también las hay.

Para solicitar una plaza en una de estas probablemente tengas que asistir a una jornada de puertas abiertas. Allí te ofrecen té y bizcocho y te dan un paseíto encantador por las instalaciones contándote toda clase de maravillas relativas al concepto pedagógico o la selección de productos bio para los menús semanales, mientras te muestran el programa de actividades que a menudo incluye sesiones de pintura, trabajos en la naturaleza, educación musical y hasta yoga para los niños.

La imagen del final del recorrido suele ser esperpéntica: El puñado de parejas que realiza la visita termina en una sala que suele servir de comedor infantil. En ella, los maridos (quienes mayoritariamente trabajan y tienen acceso a estas plazas), terminan sentándose alrededor de unas mini-mesitas en mini-sillitas rellenando concienzudamente los formularios de pre-inscripción. Todos buscan algo ingenioso que poner para que su candidatura destaque en los campos sobre motivaciones que le inclinan a escoger esa guardería y no otra, y evitan que el de al lado les copie las punch-lines. Ver a esas personas allí uniformados con sus trajes impolutos recuerda a sesiones de entrevistas de trabajo para personas adultas pero en mini-decorados, una cosa mú rara.