viernes, 25 de febrero de 2011

Buscar una guardería en Múnich II - Elterninitiativen

Las Elterninitiativen (iniciativas de padres): Son guarderías montadas por asociaciones de padres (como cooperativas) que se han hartado de esperar a encontrar plaza. Si os parece fuerte, más os parecerá que la grandísima mayoría de las guarderías de Múnich son de este tipo; en la actualidad hay hasta 172.

Las Elterninitiativen tienen muchas ventajas: Los padres son quienes diseñan el concepto pedagógico, seleccionan al personal, eligen la comida, el mobiliario, los juguetes, las actividades... pero también tiene inconvenientes: Montarlas es igual que montar una empresa cualquiera -buscar local, personal, permisos, seguros, reformas, usuarios..., adelantar el dinero que supone empezar, esperar a ponerla en marcha mientras llevas a un niño en brazos, encontrar socios con los que te entiendas, dedicar muchísimo tiempo, y no ganar dinero con ella, porque además tú pagarás la cuota mensual como cualquier otro. Eso sí, las cuotas suelen ser más asequibles que en el resto de las guarderías, pero es porque los padres se suelen encargar de hacer muchas cosas (arreglar una lavadora, dar un taller de música de vez en cuando, sustituir a alguna educadora que se haya puesto enferma...) y porque con las cuotas se cubren gastos "mínimos" como la limpieza o la cocina, ya que el Ayuntamiento de Múnich paga las reformas, el 80% del alquiler del local y el 80% de los sueldos de las cuidadoras.

A algunos os parecerá que ésto último suena muy guay, pero yo ya preferiría que el Ayuntamiento, el Estado o profesionales entrenados para eso, se dedicasen a montar estas cosas por mí.

Para más información sobre cómo montar una Eltreninitiative:
Klein Kinder Tagestätten e.V.

Buscar una guardería en Múnich I

Es una tarea digna de superhéroes...

Se dice que en Alemania hay plazas de guarderías sólo para el 17% de los niños que nacen. De estas plazas, la mayoría, por razones históricas, se encuentran en la Alemania del Este (donde garantizaban una plaza a todos los niños), lo que nos queda a los de la Alemania modeRRRna bastante poquitas plazas por las que pelearnos.

¿Por qué sucede ésto? Bueno, en este país hay una tendencia increíblemente extendida a que las mujeres abandonen su vida profesional para dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de sus hijos durante los 3 primeros años de vida, y muchas durante los 6 primeros años de su vida, y como la ley las ampara, dado que las empresas están obligadas a guardarles el puesto de trabajo los tres primeros años de su maternidad, pues no ha habido durante mucho tiempo una gran demanda de plazas de guardería.

Mi consejo: En cuanto tengas una falta y el predictor te haya dado positivo, sal flechada a apuntarte a la lista de espera de todas las guarderías que puedas encontrar. No exagero un ápice (las listas de espera suelen ser de 1,5 a 2,5 años), es más, quizás ya vayas tarde. Así que hazme caso: las alemanas está muy puestas y se apuntan a las listas de espera antes de haberse hecho la primera ecografía.

Aquí tenéis un listado de las guarderías que hay en Múnich; las hay de varios tipos:

Städtische Kinderkrippen: Son las guarderías públicas. Según este listado hay 52 guarderías públicas en Múnich

Kinderkrippen in Betriebsträgerschaft: Son guarderías subvencionadas por la Concejalía de Asuntos Sociales (Sozialreferat). Según este listado hay 40 de este tipo.

Städtische Kindertageszentren: No son exactamente guarderías, son algo como ludotecas públicas. El Ayuntamiento de Múnich tiene 11

Kindertageszentren in Betriebsträgerschaft: Son ludotecas subvencionadas por la Concejalía de Asuntos Sociales. Hay 3.

Sonstige Kinderkrippen: Son básicamente las privadas. De éstas hay 76.

Studentische Kinderkrippen: Son guarderías para gente que estudia o trabaja en la Universidad. En Múnich hay 12 guarderías para estudiantes universitarios.

Elterninitiativen (iniciativas de padres): Son guarderías montadas por asociaciones de padres: en el listado se contabilizan hasta 172. Como véis, la mayoría de las plazas son ofrecidas a raíz de la propia iniciativa de los padres.

Para más información:

jueves, 17 de febrero de 2011

Match Hosen / Cubre-Pantalones Impermeables

 Bueno, ya se ha derretido toda la nieve y hasta que no vuelva y, aunque haga todavía frío, es hora de salir corriendo para aprovechar los muchísimos parques de Múnich.

El kit indispensable para ir al parque consiste en: cubo, pala y rastrillo, pelota y cualquier otro juguete de plástico que se pueda meter fácilmente después debajo de un grifo; pero lo más indispensable de todo, lo que todos los niños y niñas llevan casi sin excepción al parque son unos Match Hosen (unos cubre-pantalones impermeables). Es algo esencial en el armario de invierno de cualquier niño en este país.

Los Match Hosen son unos pantalones impermeables, o mejor dicho, un peto, un mono, que se pone por encima de la ropa de la calle precisamente para protegerla de la lluvia, la nieve, el barro, el frío... Son muy prácticos porque suelen estar algo acolchados, son adaptables en tamaño (así que sirven los mismos para dos o tres años), son impermeables, tienen unas gomitas para engancharlos al pie y que queden por dentro de las botas, los hay en varios colores y tienen siempre una banda fluorescente a la altura de la rodilla en una de las dos piernas (¿para encontrar a los niños en la oscuridad, quizás? para mí ésto aún es un misterio).


miércoles, 9 de febrero de 2011

Cursos de cocina

Después de la lactancia empiezan a aparecer otro montón de dudas: ¿Cómo introducir los sólidos? ¿Se empieza primero con los cereales? ¿Con la verdura? ¿Con la fruta? ¿Qué cereales, qué verdura, qué fruta?

Muchos pediatras no dan pautas definitivas: Porque no las hay. Según los países, las culturas o los gustos se recomiendan unas cosas o las otras: En España recomiendan el aceite de oliva desde el principio, en Alemania el aceite de colza. En España recomiendan la naranja, en Alemania, la evitan. Unos dicen que se empiece con cuatro meses, otros que se puede esperar hasta el sexto mes. Unos dicen que se cocinen las cosas en agua, otros dicen que mejor al vapor... Los padres preocupados por hacerlo todo bien nos volvemos locos. Pero ya digo: No hay una fórmula perfecta-ideal-única, para mí lo mejor es conocer muchas cosas y luego hacer lo que te diga tu instinto.

Para disipar algunas dudas recomiendo apuntaros a un curso de cocina para la introducción de los primeros sólidos y así de paso conocéis a gente nueva y practicáis un poco el alemán (no conozco ningún curso de este tipo en español en Múnich).

Yo asistí a un seminario impartido por una asesora de lactancia y nutrición infantil en la misma granja donde compramos la Ökokiste. Partcipamos unos ocho adultos y pudimos llevar a los niños. Duró unas cuatro horas y costó 18€ (incluyendo los ingredientes de las cosas que preparamos). Aprendimos muchas cosas sobre la alimentación infantil (entre lo más interesante: la cantidad de mitos que hay), la preparación y conservación de los purés, el orden de introducción de los alimentos, las cantidades... Y cocinamos potitos de zanahoria, manzana, calabacín, chirivía y crema de arroz que luego nos pudimos llevar a casa.
Seminare Amperhof
En febrero organizan un curso de cocina para niños a partir de los once meses y todavía quedan plazas libres.

De todas maneras, podéis buscar otros lugares donde organicen cursos de este tipo tecleando en Google algo como: "Kochkurs für Kleinkinder München" (curso de cocina para niños pequeños), "Kochkurs erste Beikost München" (curso de cocina primeros sólidos) o "Kochkurs Babyernährung München" (curso de cocina alimentación para bebés).

martes, 8 de febrero de 2011

Comprar fruta y verdura fresca ¡y bio!: La Ökokiste

Está muy de moda entre el mundillo bio (y el no-tan-bio, en el que me sitúo yo) ser muy moderno y muy ecológico y pedir por Internet una caja de verdura y fruta fresca (Ökokiste) a una granja comprometida con la producción de productos orgánicos (bio).

Nosotros estamos enganchados: Cada domingo nos metemos en la página de nuestra granjita y hacemos allí la compra semanal de la fruta y la verdura (Otra opción sería comprarla en algún mercadillo bio, que también los hay: en Mariahilfplatz, por ejemplo -para ver los Bauermärkte de toda la ciudad de Múnich: http://www.muenchner-bauernmaerkte.de/marktuebersicht.html, o irse al centro, a Viktualienmarkt y comprarla al precio del oro).

Los productos son de primerísima calidad y hay una selección muy grande (también de embutidos, quesos, carnes, huevos, lo típico de una granja, vamos). Los pides como en cualquier supermercado por internet y se pagan mediante domiciliación bancaria. Te los traen a casita por la mañana temprano y ya tienes para hacer comiditas ricas y sanas toda la semana. Puedes pedir una caja cada semana diferente o pedir siempre la misma para no tener que pensar mucho (si siempre quieres, por ejemplo tener: patatas tomates y cebollas) o saltarte una o las semanas que quieras sin comprar nada.

Nuestra granjita particular es Amperhof, pero se puede entrar en la asociación de Ökokiste y buscar la que más os interese, por cercanía, precio, días de entrega, etc.

Ökokiste Verband

Ökokiste Amperhof