miércoles, 30 de noviembre de 2011

El calendario de adviento - Adventskalender

El Calendario de Adviento es un símbolo de la temporada de adviento y sirve como cuenta-atrás para las Navidades porque tiene 24 estaciones, cada una para cada día del 1 al 24 de diciembre. A los niños, así, les sirve para hacerse una idea de "cuánto falta para la Navidad".

El origen del calendario se remonta a la Alemania protestante del S XIX cuando los niños encendían una vela cada día. Hoy en día, sin embargo los calendarios de adviento son sobre todo seculares.

En los supermercados los suelen vender unos como un panel de cartón con un dibujo con 24 puertitas, detrás de cada cual hay un dulce o un bombón.
También se pueden comprar en tiendas de regalos o de decoración: Unos calendarios formados por una cinta con 24 bolsitas en las que después hay que meter un pequeño regalito.
Las personas con mucho tiempo libre, aburrimiento o ataques de locura transitoria, se dedican a hacerlos ellas mismas en plan "manualidades". Una de estas personas, aquí la menda, ha hecho uno con pajaritos de tela y todo ¡Que nos inunde el espíritu navideño!

5 comentarios:

  1. por fin alguien explica qué es realidad el calendario de adviento...
    sé que existe y está de moda porque no se habla de otra cosa en la blogosfera, y ahora ya sé qué significa...
    Gracias!!!
    inÉs
    http://menudoszapatos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Y que es lo tuyo...? por que tiempo libre o aburrimiento me consta que no!! Jeje... bromas aparte, lo tuyo es arte!!

    Me encanta. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Lo mío son los ataques de locura transitoria que me pintan un proyecto terminado en la cabeza y hasta que no lo veo no paro.
    Gracias Gemma, ¡estoy deseando ver el tuyo!

    ResponderEliminar
  4. Debo decir... (y digo) que la foto no hace justicia, que es muucho mas chulo en directo y que te lo has currao´ mucho.
    Tu peque debe estar super orgulloso con su calendario de adviento y algún amiguito suyo también se ha quedado con ganas de "meterle mano".
    Gracias por compartir esto Mama en Múnich y por hacer que el espiritu navideño nos inunde.

    ResponderEliminar