lunes, 23 de mayo de 2011

Tirar piedras al agua en la Playa del Isar

En los días en los que el sol aprieta, todo el mundo que puede se acerca al río Isar (que cruza Múnich de sur a norte) a tumbarse y leer, hacer barbacoas, pasear en bici, o cuando hace mucho, mucho, mucho calor, hasta darse un bañito (ojo: sólo cuando hace mucho, mucho calor, que este agua baja directamente de los Alpes).

Los niños disfrutan mucho en la "Playa del Isar", porque no se cansan de echar carreras, meter los pies en el río, jugar a subirse a los árboles, explorar... Mi hijo, por ejemplo, puede pasarse las horas tirando piedras al agua. Un entretenimiento, relajante, divertido y sobre todo, barato.

2 comentarios: