lunes, 24 de enero de 2011

A lo largo del Isar desde Schäftlarn

Aquí también ha vuelto el frío, normal por otra parte en enero, pero un domingo de sol brillante ha vuelto a invitar al paseo por el campo. Esta vez con el objetivo de comernos unas truchas exquisitas.

El paseo que hicimos este fin de semana es especialmente recomendable por lo llano del camino, por la belleza del paisaje y por la maravillosa posada en la que se puede parar a repostar.

Este camino no es circular como otros que hemos hecho. Es de ida y vuelta. Empezamos en el monasterio de Schäftlarn (Kloster Schäftlarn) y desde ahí, por la Klosterstrasse nos dirigimos en dirección al río hasta llegar a un puente. Lo cruzamos y dejamos la carretera continuar a la derecha para ir nosotros en dirección al norte a lo largo del canal del río Isar. A nuestra derecha todo el tiempo un bosque y a nuestra izquierda todo el tiempo el canal. Justo después de llegar a una histórica central hidroeléctrica, está la posada que decía: la Gasthaus zur Mühle -Un restaurante totalmente tradicional bávaro con una comida exquisita. Nosotros, grandes amantes de las truchas y después de un paseo a lo largo del río, nos comimos unas que estaban buenísimas - las hacen a la plancha o ahumadas (recomiendo cualquiera de las dos opciones).

Después, al atardecer, hicimos el camino de vuelta por la orilla contraria del canal.
Un paseo maravilloso, a nuestro hijo le encantó poder caminar tranquilamente por la nieve. No os lo perdáis.

 

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Como mola, me la apunto.
    Ese campeón, es todo terreno!!

    ResponderEliminar