domingo, 14 de noviembre de 2010

Deininger Weiher

En Baviera hay muchísimas rutas de senderismo que se pueden hacer con niños. Con esto quiero decir: rutas no muy largas, no montañosas y con caminos por los que se puede llevar un cochecito de niño.
Así que si os hace un día como el que ha hecho hoy (un maravilloso domingo de otoño con 18º y un sol brillante) es casi obligatorio salir a dar una vuelta por la naturaleza.

La ruta que hemos hecho hoy es muy buena para principiantes: Sólo se tarda una horita en hacerla completa, apenas tiene pendiente (una variación de 5 metros) y un camino muy, muy bien indicado alrededor de una ciénaga, el Deininger Weiher, que está dentro de un precioso bosque. Además, al final del camino hay una cafetería donde se puede tomar un excelente Apfelstrudel con salsa de vainilla.


1 comentario:

  1. ¡Me encantan las fotos! A ver si un día me voy a Alemania y me das un curso de fotoshó. Besitos

    ResponderEliminar