miércoles, 27 de octubre de 2010

Babyschwimmen

Una de las cosas que más disfruto en Múnich con mi niño son las piscinas.

En la ciudad hay 9 piscinas cubiertas y 8 al aire libre (éstas abren sólo en verano, claro). Todas de las que hablo son municipales (públicas). Me gustan tanto que las he visitado todas, y además algunas privadas, pero corroboro que las municipales son como mínimo tan buenas, y en muchos, muchos casos, mejores que las privadas.

Los servicios son excelentes. Super limpias, cabinas para vestirse estupendas, taquillas, maravillosas, duchas calentitas, secadores de pelo, cafeterías, tiendas por si se te ha olvidado el bañador, las sandalias o el flotador… Y las instalaciones son también estupendas: Piscinas para nadar, Jacuzzis, Piscinas de agua caliente al aire libre (éstas son una experiencia religiosa: uno de mis mejores recuerdos aquí fue en una oscura tarde de invierno a las 5:30pm, nevando mientras yo nadaba en una piscina caliente iluminada al aire libre) y, por supuesto, piscinas para niños.

Las piscinas para niños suelen tener el agua más calentita, estar decoradas con fuentes, cascaditas, luces… y tener varios niveles de profundidad (todos para gnomos, claro).
Todas las piscinas tienen un programa de fitness con cursos para embarazadas, cursos de natación, gimnasia para la espalda, para mayores, aquagym, aquaerobic, aquacycling, aquajogging… y por supuesto Babyschwimmen (Natación para Bebés).

Los cursos de natación para bebés son más bien de adecuación al agua (no es que los pongan a aprender a nadar a braza o a espalda, claro), se hacen en grupos con una monitora que canta canciones, hace juegos, trae juguetitos, los pone en una colchoneta.. y enseña a los padres a estar en el agua con los niños sin que éstos pasen miedo y ayudándoles a moverse en el medio, y a que se acostumbren a cerrar los ojos o la boca cuando les echen agua por la cabeza… Duran media hora y los hay para diferentes grupos de edad (de 3 a 6 meses, de 6 a 12 meses, a partir de 1 año…). No es necesario inscribirse, sólo ir a la piscina que prefieras, a la hora que sea el curso y pagar tu entrada (el bebé no paga), cuyo precio depende de la piscina, pero que oscila entre 3,80€ y 4,50€ y los 4€ del cursillo.

Te puedes hacer con una tarjeta de M/Card que se recarga con dinero y que acumula puntos que luego puedes canjear en compras un montón de tiendas por toda la ciudad. Más info aquí: www.m-card.de

Un detalle genial: si vas con el carrito del bebé, puedes dejarlo aparcado en el hall de la piscina y coger, totalmente gratis un carrito básico que te dan y con el que puedes ir hasta el mismo borde de la piscina, es una cosa fantástica cuando vas sola a la piscina con el bebé, porque si no, ducharse y cambiarse y duchar y cambiar al niño es un engorro total.
Las piscinas que ofrecen Babyschwimmen son:
- Bad Forstenrieder Park: Los jueves de 09:30 a 10:00, de 10:00 a 10:30 y de 10:30 a 11:00 y los sábados de 09:30 a 10:00
- Cosimawellenpark: Los lunes de 09:00 a 09:30, de 09:30 a 10:00 y de 10:00 a 10:30
- Michaelibad: los martes de 09:00 a 09:30, de 09:30 a 10:00, de 10:00 a 10:30 y de 10:30 a 11:00
- Nordbad: los martes de 14:00 a 14:30 y de 14:30 a 15:00 y los jueves de 14:30 a 15:00, de 15:00 a 15:30 y de 15:30 a 16:00
- Südbad: los miércoles de 09:00 a 09:30, de 09:30 a 10:00, de 10:00 a 10:30 y de 10:30 a 11:00
Para más información visita la web de SWM Bäder:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada